Informática Software Windows

Windows 10: Acelera y Optimiza el Rendimiento de tu Ordenador

Desde que en 2014 Microsoft permitiera la descarga gratuita de Windows 10 -para aquellos usuarios que contasen con copias genuinas de Windows 7 (SP1) o Windows 8.1-, este sistema operativo ha sido ampliamente adoptado por la gran mayoría de los usuarios de la web.

Sin embargo, muchos de nuestros equipos se ralentizaron o bajaron su rendimiento porque su hardware quizás estaba un tanto obsoleto para ejecutar eficientemente este sistema operativo.

Es posible que este sea tu caso y que haya llegado el momento de adquirir un nuevo PC.

Aún cuando existen excelentes ofertas tanto de Pcs como de portátiles en el mercado, mientras decides si te conviene la adquisición de un nuevo equipo es mucho lo que puedes hacer para optimizar el desempeño del que ya tienes en casa y acelerar Windows 10 al máximo .

Si quieres obtener el máximo rendimiento de tu Windows 10, no dudes en seguir nuestra pequeña guía paso a paso. En ella encontrarás consejos sencillos que podrás poner en práctica sin ser un experto y sin poner en riesgo tu ordenador.

1) Inicio rápido de Windows 10

El inicio rápido de Windows 10 es una característica que viene activada por defecto y posiblemente si no la tienes es porque la eliminaste sin darte cuenta. Su mayor utilidad es que permite reiniciar la sesión a partir de la última sesión abierta que tenías cuando apagaste el equipo.

Para activarla ve al Panel de control (que se encuentra en la ventana que se despliega desde el icono de Windows en la parte inferior izquierda de tu Pc.

Una vez en el Panel de control, selecciona consecutivamente:

  • Sistema y seguridad
  • Opciones de energía
  • Cambiar las acciones de los botones de inicio/apagado
  • Activar inicio rápido

2) Revisa la selección de los programas que se inician automáticamente

Cuando enciendes tu computador, algunos programas se inician de forma automática. Lógicamente cuando son varios los programas que se inician al mismo tiempo el equipo necesita más tiempo para activarse.

Estos programas ralentizan el sistema porque consumen recursos en segundo plano. Revisa cuál de estos programas usas con frecuencia desde el inicio de sesión.

Cuando decidas qué programas usas menos frecuentemente, elimina la opción de que se activen automáticamente al encender el equipo o deshabilita que se inicien con Windows.

Alguno de los programas que puedes obviar al inicio de la sesión son: los de almacenamiento en la nube, algunas apps de redes sociales, los de reproducción vía streaming de música y video y los de videojuegos, entre otros.

Para evitar que estos programas se activan automáticamente al iniciar Windows 10:

  • Ubícate en la pantalla de Inicio.
  • Posiciona el cursor en los programas que se encuentran en la barra inferior de la pantalla.
  • Selecciona la opción Deshabilitar o desanclar de la pantalla de Inicio.

3) Desinstala aplicaciones predeterminadas o de poco uso.

Windows 10 trae por defecto aplicaciones que no usamos pero que ocupan espacio en el sistema operativo y dejan lento el ordenador porque se ejecutan sin que lo sepas.

Explora cuáles son estas aplicaciones que no te interesan y procede a desinstalarlas. Veras como mejora de inmediato el rendimiento de Windows 10.

Para desinstalar un programa que ya no necesitas.

Dirígete al:

  • Panel de control
  • Programas y características
  • Desinstalar o cambiar un programa.
  • Posiciona el cursor sobre el programa
  • Selecciona,con la tecla derecha del mouse: Desinstalar o Cambiar
  • Confirma la Desinstalación.

4) Actualiza los Drivers y Apps

Mantener actualizados los controladores y los programas es fundamental porque cada actualización incorpora elementos que los hacen más eficientes y corrigen errores que en versiones iniciales pasaron inadvertidos.

Pero actualizarlos de forma manual es muy engorroso y requiere conocimientos de programación. Aun cuando existen aplicaciones mediante las cuales puedes proceder a actualizarlos lo mejor es dejar que se descarguen automáticamente y se instalen a través de Windows Update.

Es posible que ya tengas los controladores más recientes, pero si deseas hacerlo tú mismo, te dejo aquí una pequeña lista de programas gratis para actualizar tus drivers y mantener tu PC con Windows 10 funcionando al máximo.

Estos softwares permiten actualizar los controladores del dispositivo sin dificultad si no deseas descargar o buscar actualizaciones en la web del fabricante.

  • Double drivers
  • Snappy Driver Installer
  • Device Doctor
  • AMD Driver Autodetect

No importa como prefieras actualizar los programas, aplicaciones y controladores. Lo importante es que estén actualizados para optimizar el rendimiento de Windows 10.

5) Un antivirus para optimizar el rendimiento deWindows 10.

Finalmente, hay que considerar que cuando nuestro PC o portátil funciona algo más lento de lo normal puede ser posible que algún software malicioso esté ralentizando el sistema operativo.

Puede no tratarse propiamente de un virus o malware que corrompe los archivos, sino de un software que intercepta nuestra navegación en la web y agrega anuncios indeseados o espía nuestra conducta en la web.

Existen en el mercado una gran oferta de antivirus, incluso gratuitos, que pueden ser muy útiles para escanear y proteger nuestros equipos.

Incluso podemos encontrar una nueva generación de antivirus que ofrecen verdaderas barreras contra software maliciosos o espías, incluso que nos permiten navegar sin ser vistos o desde ubicaciones encubiertas.

Sin embargo,debes tener presente que los antivirus consumen recursos del sistema operativo. Muchos se ejecutan al encender el equipo y por tanto ralentizanel rendimiento de Windows 10.

Incluso algunos antivirus, especialmente de descarga gratuita, pueden tener fines maliciosos o ser en realidad programas espías que cuelgan en tu sistema programas o aplicaciones dañinas.

Abstente de descargar programas en sitios piratas o de dudosa reputación, así como a entrar en webs sin las debidas credenciales porque pueden dañar tu sistema o al menos ralentizar la ejecución de su plataforma.

Recuerda que Windows 10 tiene su propio sistema preventivo Windows Defender. Y que tu apreciado antivirus puede estar interfiriendo con la ejecución de equipo. Mejor desinstala el antivirus y prueba a ver que tanto se acelera Windows 10.

Deja tu respuesta