Saltar al contenido
FrikiApps

Windows: ¿Cómo Acelerar mi PC al Máximo y Recuperar la Velocidad del Ordenador? (GUÍA)

octubre 15, 2020

 El tener un ordenador instalado en nuestros hogares ha pasado de ser un lujo, a algo tan común que hasta podría considerarse una necesidad, ya que una gran cantidad de personas trabajan o estudian desde el ordenador, o simplemente lo usan para hacer ciertas tareas, sin embargo, es un problema bastante común que con el pasar del tiempo nuestro ordenador ya no es el mismo de antes, nos puede parecer más lento de lo normal, se congela o tarda mucho en cargar ciertos elementos en la pantalla.

 Entonces nos ponemos a recordar lo rápido que solía ser cuando recién lo compramos y nos realizamos la siguiente pregunta, ¿Qué ha pasado? ¿Hay alguna forma de volverlo a poner como antes?

 Aquí en esta guía paso a paso te vamos a explicar qué acciones podemos tomar para recuperar esa velocidad que solíamos tener cuando eramos nuevos.

Acción 1: Desinstalar programas que no necesitemos

 Muchas veces instalamos un programa ya sea nada más por probarlo o porque lo necesitábamos en ese entonces, pero resulta que no lo necesitamos hoy en día, lo que lo deja ahí acumulando polvo dentro de las carpetas.

 Estos programas pueden gastar recursos en segundo plano lo cual ralentiza nuestra computadora, por lo que es importante desinstalarlos de vez en cuando.

 Para desinstalar programas solo tenemos que seguir estos sencillos pasos:

  1.  Abrimos el menú Inicio haciendo clic en el logo de Windows que se sitúa en la esquina inferior izquierda de nuestra pantalla.
  2.  Una vez se despliegue el menú, nos vamos a la barra de búsqueda y escribimos “Panel de control”, hacemos clic en la aplicación Panel de control.
  3.  Ahora se nos mostrará un menú lleno de distintas secciones para configurar nuestra computadora, nosotros solo debemos hacer clic en Programas y luego otra vez clic en Programas y funciones.
  4.  Y una vez hecho eso se nos mostrará una lista de todos los programas instalados en nuestro ordenador, buscamos los programas que recordamos haber usado una vez y más nunca volvimos a abrir.
  5.  Seleccionamos uno y hacemos clic en desinstalar. Probablemente se nos abrirá una pequeña ventana, solo hay que hacer las instrucciones para desinstalar el programa, y listo, lo hemos borrado.

 Es sumamente importante no desinstalar drivers ni frameworks ni Visual C + + de Microsoft, ya que esto podría provocar que algunos programas no funcionen correctamente o directamente no abran.

 Si no reconoces un programa de la lista recomendamos que consultes el buscador de preferencia para ver de qué trata el programa y cuáles son sus funciones.

Acción 2: Organizar el Escritorio

 El escritorio, la primera pantalla que observamos una vez Windows termina de iniciarse, la estación de trabajo de todo el mundo, aunque usted no lo crea, el tener muchos archivos en el escritorio puede afectar el rendimiento de forma indirecta.

 Los escritorios caóticos hacen que Windows tome un poco más de tiempo en cargar, debido a la gran cantidad de iconos de accesos directos y archivos puestos en un orden en algunos casos aleatorio, lo cual toma más memoria temporal del ordenador.

 Así que, si en el escritorio de tu computadora hay una gran cantidad de archivos e iconos puestos aleatoriamente quizá sea hora de organizar archivos en carpetas. Tampoco pedimos un escritorio completamente vacío, pero el orden de este queda a tu elección.

Acción 3: Desactivar programas que se ejecutan en 2do plano al encender la PC

 Incluso si ya desinstalamos algunos programas que no utilizamos, varios de los programas que utilizamos a diario activan procesos en 2do plano que, muy probablemente, nunca vamos a necesitar de ellos.

 Aunque algunas veces estos procesos pueden ser los mismos programas verificando si hay nuevas actualizaciones del mismo, esto no debe preocuparte ya que si desactivamos el inicio de estos, estos se van a ejecutar solamente cuando el programa en cuestión esté funcionando.

 Para poder verificar que programas inician y comen recursos al iniciar la computadora y desactivar los mismos solo hay que seguir estos simples pasos:

En Windows 7

  1. Comenzamos presionando la tecla Windows + R, siendo la tecla Windows la que se sitúa en la parte inferior izquierda de nuestro teclado, entre Ctrl y Alt, y se identifica por tener el logo de Windows.
  2.  Una vez presionada la combinación de botones, nos aparecerá la ventana de Ejecutar, esta contiene una barra para introducir el nombre del programa que vamos a ejecutar, ahi escribes “msconfig” y presionamos Enter.
  3.  A continuación cargará una ventana de Configuración del sistema, aquí solo tenemos que hacer clic en la pestaña Inicio de Windows.
  4.  En dicha pestaña se nos muestra un listado de los programas que se ejecutan al iniciar Windows, todo lo que tenemos que hacer es desmarcar las casillas de aquellos que no sean drivers y programas que no queremos, o no sea necesario, que inicien.
  5.  Dicho y hecho solo tenemos que hacer clic en el botón Aplicar y luego en Aceptar, ahora el programa nos pedirá que reiniciemos la computadora para aplicar los cambios, le damos a reiniciar.

 Una vez más recomendamos consultar con su buscador de preferencia las funciones de aquellos programas que no conozcamos antes de tomar la acción.

En Windows 8.1 y 10

 En estas versiones el configurar el inicio de Windows es un proceso más accesible para el usuario común, solo hay que seguir estos pasos:

  1.  Nos situamos en la barra de tareas y hacemos clic derecho en esta, ahora iniciamos el Administrador de tareas.
  2.  Una vez se abra el Administrador de tareas, como en Windows 7, nos desplazamos a la pestaña Inicio y hacemos clic, nos va a pedir permisos de administrador, hacemos clic en el botón.
  3.  Ahora se nos mostrará un listado de los programas que se ejecutan al iniciar Windows junto con cuánto impacto tienen al cargar, para deshabilitarlos solo tenemos que seleccionarlos y hacer clic en Deshabilitar.
  4.  Ya deshabilitados los programas, cerramos el Administrador de tareas y reiniciamos la PC.

 Con estas acciones ya deberíamos haber recuperado el rendimiento de nuestro ordenador, si esta guía no le ha funcionado, consideré analizar su PC con un antivirus para verificar que alguno le esté saboteando el rendimiento.

 O, si su ordenador es MUY antiguo, es muy probable que no pueda volver a como era antes debido a que los programas piden más recursos al pasar del tiempo, consideré actualizar sus componentes a unos más potentes o comprar un ordenador nuevo.