Informática Internet

Conectar dos Routers por Wi-Fi, PLC o por Cable a una Misma línea de Red (GUÍA)

El internet por wifi hace muchos años dejó de ser un lujo para convertirse en una necesidad de primer orden. Hoy en día casi toda la interacción laboral funciona a través del internet, al igual que la mayoría de las comunicaciones personales se suelen realizar por ahí.

Es imperativo mantener en buen estado los equipos para asegurarnos de estar siempre conectados; sin embargo, ¿qué pasa cuando no tenemos buena recepción o la señal empieza a fallar? Lo primero es chequear que los aparatos funcionan bien.

Si tu conexión de internet es estable (es decir, no se cae ni fluctúa) y aún así no estás recibiendo una buena señal o sientes que la red es cada vez más lenta, puede ser rastro del “envejecimiento” de tus equipos.

Un router va perdiendo capacidad a medida que va pasando el tiempo, se va desactualizado respecto a la señal de internet y cada vez se va quedando atrás respecto a la velocidad de transmisión de los datos.

En este punto, debes decidir si es momento de cambiar de equipo y adquirir uno que tenga mayor capacidad; sin embargo cabe preguntar ¿hay algo que se pueda hacer al respecto para no perder tus aparatos? Afortunadamente la respuesta es sí.

Existe una forma en que puedes conectar dos routers a una misma línea de internet para poder ampliar su señal y por tanto, la vida útil de tus aparatos. Es mucho más sencillo de lo que parece y te ahorrará una buena cantidad de dinero.

Conexión mecánica

Lo primero que necesitas es un cable de ethernet y claro, los dos routers en cuestión. Este cable suele venir estándar en color amarillo dentro de la caja de cada router y por lo general lo utilizamos solamente algunas veces, así que si lo conservas y se mantene en buen estado, finalmente es momento de ponerlo a valer.

El primer paso es conectar ambos routers en las ranuras LAN. Es recomendable que conectes ambos en la misma ranura. Es decir, que coloques ambos extremos del cable en la ranura 1 de los routers o en la que elijas, pero procurando que sea la misma para ambos.

Esto no tiene tanta relevancia pero siempre es recomendable trabajar de manera ordenada. Luego de esto, al conectarlos deberías percibir el clásico parpadeo en ambos aparatos, entonces estamos progresando bien. Recuerda que el router 1 debe estar conectado al modem de internet.

Si tienes un repetidor PLC debes conectarlo de la misma forma descrita anteriormente, la única diferencia es que deberás tener uno de ellos activo con el DHCP y el otro no, de manera que el segundo se ocupa simplemente de repetir la señal de internet. Esta es la forma de evitar conflictos con la dirección IP.

Configuración de los equipos

Lo primero que debes configurar es el router 1, es decir, el que está conectado al cable del modem. Si has hecho este tipo de configuraciones anteriormente, sabes que necesitas conectarlo a la pc por medio de un cable y abrir el navegador.

Naturalmente te dirá que no hay señal de internet, pero al tener el cable conectado al router debe abrir una página que te da acceso al menú del aparato. En caso de que no salga debes colocar la dirección 192.168.1.0

Si no funciona prueba con 192.168.1.1

Estas son direcciones IP estándar, pero hay ciertas marcas de routers que no funcionan con ellas, por lo que te conviene revisar el aparato o la caja para chequear si tiene la suya escrita en algún lado.

Una vez ingreses, debes escribir el nombre de usuario y la contraseña del router. Por lo general estas suelen ser:

Usuario: admin

Clave: user

Este paso es sencillo, después que entres al menú tendrás la opción de cambiar esos parámetros por la contraseña y usuario que quieras utilizar regularmente para ingresar a la red wifi; sin embargo, la parte que debes encontrar es la pestaña u opción del servidor DHCP y asegurarte de que esté activa.

Si esa opción está desactivada, el router 2 no tendrá señal de internet.

Posteriormente debes configurar el segundo router. Los pasos son muy similares, excepto que en esta ocasión, necesitas asignar una dirección IP diferente o “estática” para que pueda funcionar todo el proceso que estamos realizando.

Repite los mismos pasos que hiciste la primera vez, conecta el router a la pc e ingresa al menú del aparato utilizando la dirección IP que te proporcionamos anteriormente o con la dirección propia del equipo.

Al entrar debes encontrar nuevamente la opción del servidor DHCP, excepto que esta vez debes desactivarlo y colocar manualmente la dirección IP. Esta debe ser diferente a la del primer router porque de lo contrario generará conflicto, sin embargo deben estar en la misma sub red separando los últimos números con puntos.

Puedes probar las siguientes opciones: 192.168.1.1 o si no 192.186.1.2

Luego de esto, sólo debes reiniciar los equipos y listo. Ya deberías tener internet activo en ambos y una mejor señal de wifi.

Conclusión

Cuando un equipo comienza a disminuir su capacidad, es señal de que el uso constante ha comenzado a hacer estragos y debes comenzar a pensar en un reemplazo. Es algo inevitable pero algunas veces hay maneras de solucionar estos percances y volver a utilizar esos dispositivos que dabas por perdidos.

Este tipo de técnicas son estupendas soluciones cuando tus routers o dispositivos PLC empiezan a perder poder, te ayudarán a alargar su tiempo y realmente aprovecharlos al máximo. Eso es muy útil cuando no dispones de la capacidad inmediata para invertir en uno nuevo.

Sin embargo, esto no evitará que continúe el deterioro. Lo más recomendable es que ahorres y eventualmente consigas otro router con el cual puedas asegurar que siempre tengas una conexión rápida y efectiva.

Aún así, recuerda la lección: no te apresures a botar tus equipos viejos, especialmente ahora que tienes las herramientas para devolverlos a la vida.

Deja tu respuesta